Maestro Mehir (Córdoba, Argentina)
     
Imagen
imagen
Los lugares de reunión de Mehir
Fuente: La Voz.com.ar
<<<
Denuncia en TELEFE (televisión)
17.06.11
<<<
La justicia investiga al "maestro Mehir"
La Voz.com.ar
18.06.11
<<<
OTRO INTENTO LEGAL POR ENFRENTAR A SECTARIOS

Estas denuncias apuntan a tipificar las acciones supuestamente cometidas por Mehir y sus colaboradores más cercanos, como reducción a la servidumbre, asociación ilícita y estafa.

23/06/2011 00:01 , por Sergio Carreras

La denuncia que un grupo de ex seguidores del Maestro Mehir presentó ayer en la fiscalía de Villa Carlos Paz es un intento judicial novedoso para tratar de enfrentar a grupos muchas veces considerados sectas, que se caracterizan por aplicar mecanismos de coerción o abusos psicológicos con sus devotos.

Como Argentina todavía no legisló de manera específica sobre esta temática (ni siquiera hay proyectos de ley presentados ante el Congreso de la Nación) y es una cuestión ausente en los discursos políticos y partidarios, las miles de víctimas argentinas de sectas sufren nuevamente cuando, una vez superado el miedo, intentan denunciar a quienes las abusaron, las estafaron y les arruinaron la vida.

En este caso, la denuncia apunta a tipificar las acciones supuestamente cometidas por Mehir y sus colaboradores más cercanos, como reducción a la servidumbre, asociación ilícita y estafa.

En otras ocasiones, frente a grupos con similares características, algunos líderes fueron acusados por delitos como lesiones, abuso sexual o ejercicio ilegal de la medicina. Siempre queda la sensación de que el sistema judicial argentino debe esforzarse por introducir en esas figuras penales conductas que, en el fondo, son consecuencias de diferentes tipos de coerciones y abusos psicológicos cometidos por los líderes contra personas a las que tienen a su merced.

El abogado rosarino que denunció ayer a Mario Darío Indij es uno de los pocos profesionales argentinos con experiencia en persecución legal de grupos sectarios.

Hace varios años, investigó las brutalidades de la secta Niños de Dios y en la actualidad integra la Red de Apoyo a las Víctimas de Sectas, que desde Puerto Rico atiende a un número creciente de argentinos –y latinoamericanos– perjudicados por este fenómeno.

El servicio de asistencia psicológica a víctimas de sectas que creó la Provincia de Córdoba todavía aguarda por su concreción.
Fuente: La Voz.com.ar
Defensores de Mehir Web
<<<
 
Nuestra Postura Frente a los Grupos Destructivos (incluidos ´autoridades´) | Sectas: algunas ideas 1 | | Satanismo | | | Colonia Dignidad (Chile) | La Masonería | La Masonería-otras opiniones| La Escuela de Yoga de Buenos Aires, por Pablo Salum (e investigación de la periodista Viviana Gorbato) | La Escuela de Yoga de Buenos Aires 2 (archivo de prensa)| Investigación Herbalife-Christian Sanz, Fernando Paolella, Tribuna de periodistas, Argentina | Una crónica sobre Herbalife y comentarios sobre investigación Christian Sanz-JCB| Sahaja Yoga | Coaching Ontológico | Argentina Works| Las 12 Tribus | Niños en Sectas | | 1. Sun Myung Moon, El Reverendo Moon (detractores) | 2. Sun Myung Moon, El Reverendo Moon (defensores)| Testigos de Jehová (opiniones contrarias) | Crímenes rituales | Hare Krishna | Gnosis/Samael Aun Weor | El Sodalitium (Sodálites) | Los Niños de Dios | Iglesia Mariavita/¿Transmutar? | IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS| Gurdjieff, El Cuarto Camino| | | ISHA ¿iluminación al instante?¿un buen negocio y máquina embauca giles?¿una peligrosa secta destructiva? ISHAYAS ¿todo esto y mucho más?| Neonazis en Chile, preocupa surgimiento de cabezas rapadas| Sectas Policiales| "EMOCIÓN VIOLENTA": ASESINATOS, ATAQUES ¿JUICIOS JUSTOS?| Chile: Asesinó a su abuela machi (año 1953)| | ¿Algunas "gracias" de la secta judicial? (Chile)| | Comunidad Ecológica Cristiana- Roberto Stack, Paola Olsece| Iglesia Pentecostal Impacto de Dios- (opiniones críticas y a favor)-Chile | Corporación Luz de Cristo, pastor Enrique Villegas (Chile) denuncia y descargos de la Organización| Life Quality Project, Alfredo Offidani (detractores)| | Misión de la Virgen del Pozo - Puerto Rico| Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días | Suicidio colectivo en Uganda, 800 víctimas: "Restauración de los Diez Mandamientos de Dios»,| ¿PASTOR? WALTER DI NUCCI - ARGENTINA | SECTAS: POLÉMICA Y PERMISIVIDAD ¿Hace falta un Registro de Cultos en Argentina? Oscar Gerometta -Nuevo 03.10.05 | Registro de Cultos en Argentina ¿Libertad de CURRO?| Sectas Destructivas y Grupos de Riesgo, Eloy Rodríguez-Valdés | Psicopatologías y Sectas,/A. Farinelli, Argentina | Ensayo Jurídico Sectas, Fiscal José Luis Mandalunis, Argentina | Técnicas de "lavado de cerebro" y Psicología de las Multitudes | El fenómeno del "SUEÑO" (en proceso) | Cómo combatir las técnicas de Control Mental de las sectas (S.Hassan) |Imprescindible libro sobre sectas: "Sectas, Democracia y Globalización, la falsa espiritualidad (Fragmentos) | SECTAS Y LAVADO DE CEREBRO. Por los caminos de la ficción y la locura. José María Baamonde | Informe sobre Sectas de la Cámara de Diputados, Chile | COMENTARIOS CRÍTICOS: Informe Sectas Diputados-Chile (31.03.08) | | Dr. Héctor Guillén Tamayo- MASA PERU- Sectarismo, suicidios y DDHH | Maestro Mehir (Córdoba, Argentina)
 
Maestro Mehir (Córdoba, Argentina)

   
 
Imagen
UN CUENTO DE GUERREROS Y SACERDOTIZAS

Era el gran misterio de las calles de Villa Carlos Paz. ¿Quiénes son esos muchachos barbudos, con el pelo largo?

18/06/2011 00:01 , por Redacción LAVOZ0

Era el gran misterio de las calles de Villa Carlos Paz. ¿Quiénes son esos muchachos barbudos, con el pelo largo?

¿Quiénes son esos, siempre vestidos de negro, que se instalan con sus computadoras portátiles en los bares del centro de la ciudad? La respuesta a la incógnita se conoció el domingo pasado, a través del informe que publicó este diario: son los “guerreros”, los jóvenes seguidores de Mario Darío Indij, un gurú que se hace llamar “maestro Mehir” y que lleva más de 10 años silenciosamente instalado en esta provincia.

El fiscal y los policías que ayer allanaron los seis domicilios mencionados por la publicación no encontraron a Mehir. Con un ariete, forzaron la puerta de su lujosa residencia de tres plantas frente al lago San Roque. Hablaron con sus colaboradores y sus empleados, observaron las estatuas doradas de Buda ubicadas frente a su casa y en su restaurante y locales comerciales junto a la ruta 38. También llegaron hasta el paraje montañoso, a 30 minutos de Tanti, donde Mehir levantó un hotel y un teatro para realizar sus cursos de alquimia psicológica durante los fines de semana.

No fue allanada, en cambio, otra de las principales sedes del grupo en Villa Carlos Paz, ubicada en la esquina de Capitán Bustos y Gutemberg, barrio Villa Mi Refugio. Hasta la tarde de ayer, los seguidores de Mehir continuaban sacando de allí todo lo que podían. Varios de ellos, cargados con bolsos, se reunieron en el bar temático Glorias, instalado en una estación de servicio Petrobrás. Algunos culpaban en voz alta a la prensa, otros a sus familiares, otros a un gurú rival (un ex discípulo que dejó el grupo y se instaló en Tanti), como responsables de la difícil situación en que se encuentra su maestro.

Indij se convirtió en Mehir trabajando en la Escuela de Conocimiento Yen, en la avenida Corrientes de la Capital Federal, donde convenció a un grupo de chicas y chicos de que es un gurú, un maestro espiritual, la reencarnación argentina de Cristo. Ellas iban a aprender danzas árabes y ellos a practicar artes marciales. Según diversos testimonios recogidos por este diario, los fue convenciendo, los atrajo hacia su refugio cordobés y los convenció de abandonar a sus familias, de venirse a vivir al valle de Punilla, trabajar y pagarle cuotas mensuales sólo para disfrutar del placer de poder estar a su lado.

Los hombres se convertirían en “guerreros de la luz”. Las mujeres –todas nacidas brujas, según la particular filosofía de Mehir–, sólo podrían obtener la gracia espiritual y acceder a la condición de sacerdotisas estando a su lado, muchas veces manteniendo relaciones sexuales. Como el maestro no usó protección, se afirma que los embarazos entre sus discípulas se multiplicaron. Ex devotos que hicieron la cuenta afirman que Mehir es padre de 17 hijos, aunque sólo reconoce con su apellido a tres de ellos, los que tuvo con su única esposa.

Luego de aparecida la nota en este diario, en Villa Carlos Paz corrió la versión de que Mehir se disponía a abandonar el país para evitar cualquier accionar de la Justicia. Ayer no fue encontrado en los lugares allanados, aunque entre sus colaboradores tiene numerosos domicilios sólo en la zona de Villa Carlos Paz. Padres que todavía tienen a sus hijos dentro del grupo ayer expresaban en simultáneo preocupación y alegría. Algunos no sabían cuál será la reacción de sus hijos al ver tan expuesto a su líder y sus controvertidas creencias. Otro papá, al enterarse de los allanamientos de ayer, simplemente dijo: “Éste va a ser el Día del Padre más feliz de mi vida”.

Fuente: La Voz.com.ar 18.06.11
imagen
imagen
EL GURÚ QUE ODIA A LAS MUJERES

Es el misterioso líder de un grupo religioso que se radicó en la ciudad de Punilla. Degrada a las mujeres, aunque tendría 17 hijos con distintas discípulas.
Por Sergio Carreras

Vive de incógnito en Córdoba hace más de 10 años. Instaló su refugio en la montaña, a más de mil metros de altura, donde construyó un hotel y su propio teatro para esperar el final de los tiempos acompañado por 100 de sus guerreros barbudos y pelilargos. Cree que todas las mujeres son siniestras y las convence de que les otorgará iluminación espiritual a través del sexo, método que lo ha transformado en el probable padre de unos 17 hijos, con diferentes discípulas.

Nunca se presenta con su nombre verdadero, esquiva las fotografías y las apariciones públicas. Habita una casa de tres plantas en Villa Carlos Paz, a pocos metros del lago San Roque. Se hace llamar maestro Mehir, es un gurú de 53 años y sus seguidores –que pagan para permanecer a su lado– están convencidos de que es la reencarnación de Cristo.

Tierra de leyenda. Cualquier caminante del centro de Villa Carlos Paz puede verlos. Son hombres jóvenes, vestidos completamente de negro, barbudos y con el cabello largo. Pasan las tardes sentados en bares, conectados a una notebook . Son los “guerreros” del maestro Mehir, que están estudiando las lecciones del gurú y arreglando operaciones comerciales por Internet, para sostenerse económicamente ellos y el grupo.

La gran mayoría de los discípulos es de Capital Federal. Los contactaron en la Escuela de Conocimiento Yen, que funcionó hasta hace dos años en el 5.295 de la avenida Corrientes, (Villa Crespo). Las mujeres aprendían danzas árabes; ellos, artes marciales.

Llegaron a Córdoba por primera vez siendo veinteañeros, invitados a participar de cursos con nombres extraordinarios. El tono de los llamados era irresistible: “Descubra el punto en el que pasado, presente y futuro se funden. Anímese a explorar el misterio, descubra la leyenda, viaje más allá de todo lo conocido, anímese a una aventura legendaria en Tierra de Leyenda. Le proponemos vivir un fin de semana diferente, un magnífico hotel en las montañas más antiguas del planeta, un río sagrado que ha conservado su pureza a lo largo del tiempo, un descanso para el cuerpo y el alma.

Exquisita gastronomía basada en los principios de la nutrición, y un espectáculo de arte objetivo en el Teatro Mágico, con más de 50 artistas en escena. Anímese a explorar el misterio. Anímese a una aventura legendaria”.

Cuando bajaban en la terminal de ómnibus de Carlos Paz, los esperaba una combi que una hora después, luego de pasar por Tanti y Alto El Durazno, abrir dos tranqueras y recorrer a los tumbos un camino de tierra, los depositaba en un solitario lugar junto al río Yuspe: la Escuela Sil-Lim. Allí, en ese paisaje de piedra, Mehir construyó un hotel con habitaciones temáticas (hindú, árabe, etcétera) y un amplio teatro con vestuarios y habitaciones, llamado Mágico, nombre que tomó de la novela El lobo estepario, de Hermann Hesse.

Los invitados pasaban tres días en el lugar y, al final de los cursos, sus vidas ya no eran las mismas: sentían la gloria de haber encontrado un mesías, un ser de luz, que los ayudaría a librarse de la existencia aburrida e incompleta que llevaban, y los despertaría a una nueva dimensión espiritual.

Un discreto mesías. Muy pocos conocen que el verdadero nombre del maestro Mehir es Mario Darío Indij. Nació el 10 de mayo de 1958, tiene 53 años, es barbudo, pelilargo y viste de negro. A sus discípulos, les cuenta que, cuando tenía 3 años, un monje chino tocó la puerta de su casa y le dijo a su madre que se lo llevaría para formarlo. El monje “le hizo recordar lo que ya sabía”, a los 5 años tenía un grupo de amigos a los que entrenaba y a los 14 contaba con una docena de adeptos.

Menos místicos, algunos seguidores cuentan que era profesor de karate en el Club Platense, de Buenos Aires, donde conoció a la hija de un dirigente, la que luego se convertiría en su actual esposa.

A Mehir no le gustan las notas ni las fotos. Un fotógrafo de este diario lo encontró de casualidad el martes pasado, leyendo concentrado en la barra de un bar céntrico de Carlos Paz. Pero antes y después no fue posible conseguir siquiera que rechazara el pedido de entrevista: no estaba en su campo, ni en su casa cerca del lago, ni en su parrilla Lucero del Alba, ubicada junto a la ruta 38. De los teléfonos aparecidos en las páginas web de su grupo, luego de inútiles pedidos de entrevista, sólo llamó ayer una mujer, que no se quiso identificar, amenazando con realizar un juicio contra este diario si se atrevía a publicar “cualquier tipo de nota” sobre ellos.

Esta reserva es la que habría permitido a Mehir, durante más de una década y según los testimonios, haber tenido a su merced a numerosos jóvenes que llegaron buscando una aventura espiritual pero acabaron enredados en un infierno. Este diario habló con 11 personas, de diferentes provincias y ciudades, que relataron los padecimientos que se viven en lo que, no tienen duda, es una secta con características destructivas. El máximo especialista argentino en el tema, Alfredo Silletta, la ubica dentro de los grupos esotéricos llamados del Cuarto Camino, seguidores del ruso Ivanovitch Gurdjieff.

A Mehir no sólo le gusta comer y beber muy bien, sino que también mantiene una muy activa vida sexual. Gracias a su posición de líder espiritual, elevado al nivel de un Jesús o un Buda por sus adeptos, mantiene relaciones con cualquier mujer que desee del grupo. Según el conteo que hicieron los ex discípulos que hablaron con La Voz del Interior , varios de los cuales estuvieron muchos años en el grupo, Mehir sería el padre de 17 hijos, que van de los 4 a los 27 años, de los cuales tres tuvo con su esposa.

Ex discípulas que fueron convencidas por Mehir para que se acostaran frecuentemente con él como una forma de crecimiento espiritual, contaron que el gurú jamás utiliza preservativos, por lo cual los embarazos son cosa cotidiana. Además, muchas de las mujeres, y luego sus parejas masculinas, terminaron contagiadas con el virus del papiloma humano (VPH) –una enfermedad en general sin consecuencias graves– que dicen les transmitió Mehir. “Una mujer que hace de médica dentro del grupo nos decía que nuestros dolores se debían a cuestiones psicológicas, pero cuando escapé y fui a la ginecóloga, me confirmó que se debían a los quistes creados por el VPH”. Otra de las ex adeptas está segura de que la enfermedad se la contagió su maestro, porque recién estaba teniendo sus primeras relaciones.

Guerreros y brujas. Es llamativa esa expansión física de Mehir con sus seguidoras si se considera que el libro central del grupo –escrito por él, según cuenta a sus adeptos– se titula Brujas . La obra podría definirse como un gigantesco tratado de misoginia, una enciclopedia del odio hacia las mujeres.

Es un libro extenso e increíble, en el que Mehir dice que todas las mujeres, sin excepción, así sean niñas de 4 años o premios Nobel, nacen y mueren brujas. Entiéndase esto como que son seres totalmente despreciables, preocupados sólo por “extraer” el semen de los hombres y conseguir un sostén económico, a costa de, después, arruinarles la vida. Las brujas tienen malos olores, hablan de manera vulgar, carecen de inteligencia, son origen de todas las formas de perversión, consumistas, con tendencias lésbicas y vampirizan todo lo que tocan.

Aunque dicho así resulte inverosímil, esa creencia se hace carne entre los miembros del grupo. Los hombres desconfían de sus parejas porque, ya lo dice el maestro, mienten siempre y quieren perjudicarlos.

Las mujeres saben que tienen un único camino para dejar de ser brujas: entregarse al maestro, que las ayudará a elevarse espiritualmente y aproximarse, aunque nunca con suficiente éxito, al máximo estado al que pueden aspirar: sacerdotisas.

Los ex discípulos del maestro Mehir relatan con tristeza lo que vivieron en la secta. Algunos de ellos se están recuperando gracias a la ayuda de especialistas de la Red de Apoyo de Víctimas de Sectas, de Puerto Rico. Otros contactaron al abogado rosarino Héctor Navarro y tienen previsto presentar una denuncia penal contra Mehir, por varios presuntos delitos.

Algunos padres que tuvieron o tienen hijos en el grupo hicieron hincapié en otro costado de Mehir: “Está haciendo una fortuna gracias a los discípulos”, afirmó el padre de un muchacho que abandonó el grupo.

A principios de este año, cobraba 1.800 pesos por mes a cada uno, para permanecer junto a él. Algunos, dueños de empresas, pagan tres mil y hasta cinco mil pesos mensuales.

Además, Mehir cobra multas de miles de pesos a los seguidores cuando cometen pequeñas desobediencias. Responderle mal, contradecirlo o, por ejemplo, mirar fijamente cuando él toca a algunas de las mujeres durante una cena, puede significar una multa de dos mil pesos, a pagar antes de la medianoche. Si no pagan, deben decir adiós al grupo, al maestro y a toda posibilidad de convertirse –ellos– en guerreros o de abandonar –ellas– la condena imperdonable de ser “brujas”.

Fuente: La Voz.com.ar 12.06.11
La Voz.com.ar
<<<
imagen
UN VIAJE ESPIRITUAL CON PARADA EN EL INFIERNO

Los ex discípulos que lograron abandonar el grupo viven con miedo. Aseguran que no logran escapar de la prisión mental.

12/06/2011 00:01 , por Redacción LAVOZ5

“La barba, como muestra de masculinidad. La ropa negra, porque el negro integra todos los rayos. Y el cabello largo porque es un órgano sensible y a través de él debe sentirse el contacto con la humanidad”.

Un ex integrante del grupo del maestro Mehir explica por qué los seguidores repiten la misma apariencia con que se los ve recorrer las calles de Villa Carlos Paz.

De la misma manera, las mujeres no pueden vestir pantalones, deben usar polleras y el pelo largo. Todos ellos debieron someterse a las pautas que dicta Mario Darío Indij.

Las cosas cambian mucho desde aquel primer día en que llegan a la montaña, tan felices de haber encontrado a un maestro para mejorar sus vidas.

Hoy los ex discípulos viven con miedo, aunque algunos estén a miles de kilómetros de Carlos Paz. No terminan de escapar de la prisión mental que, cuentan, Mehir les fue construyendo ladrillo a ladrillo mientras estuvieron con él. Muchos sufren el doble, porque tienen familiares que continúan dentro del grupo, y por eso piden reserva de sus nombres. Algunos dejaron el país y rechazan cualquier consulta periodística, otros no se animan todavía a poner en palabras lo que vivieron, unos recuerdan con vergüenza, otros con llanto.

“La llegada a Córdoba fue alegre, aunque hubo cosas que me llamaron la atención”, cuenta una ex adepta, treintañera, que estuvo años en el grupo. “Nos revisaron los bolsos a la llegada y la psicóloga que nos recibió, que luego supimos que no tenía título de nada, nos hizo hablar de nuestros traumas para catalogarlos”.

“Mehir –continúa– sólo participa en los almuerzos y cenas, y bautiza cada grupo cuando lo conoce. Al nuestro lo llamó Los Castraditos Infrasexuados. Una vez en la mesa, él hace como que es vidente, y habla sobre las recién llegadas. En realidad –después lo sabés– es toda la información que le pasó la psicóloga. Esa vez empezó a contar la vida de una de las chicas del grupo, contó frente a todos sus experiencias lésbicas y que había sido abusada por el padre. La hizo poner remal, ella quiso abandonar el lugar. Pero, estás en medio de la montaña, recién bajada del colectivo, no conocés nada, tenés una hora de caminata hasta el camino más cercano, ¿adónde vas a ir?”.

Las guardianas. “En esos seminarios –contó otra ex devota–, en cada habitación hay una guardiana que vigila las conversaciones.

Nadie debe dudar de lo que se le dice, porque te dicen que la duda es un demonio, es barbarie, nombre con el que mencionan a los que hacen mal al grupo. No te dan descanso. A la tarde también sigue el seminario, siempre en ambientes cerrados, poco iluminados, lúgubres. Te hablan y entrás como en un estado de sueño”.

Luego de varias visitas a la montaña, “empiezan a hacerte desarrollar una mirada crítica hacia tu familia, te dicen que tenés que irte a vivir sola, que tu mamá es una bruja, tu papá un abusador. Y cuando volvés a tu casa ves todo así, creés que es cierto lo que te dijeron”.

El maestro confía en sus compañeras más experimentadas para que le acerquen a las nuevas. Las discípulas son casi siempre jóvenes y bonitas.

“Si te negás a hacerle masajes o a entrar en su dormitorio, las otras te dicen que nunca vas a crecer, te hacen sentir la peor basura, finalmente terminás cediendo porque él, te dice, no es un hombre, es un maestro, y con él no es infidelidad porque las cosas no suceden en el plano físico”.

Fuente: La Voz.com.ar 12.06.11
imagen
UN MAESTRO QUE VIVE BIEN

El maestro Mehir se mueve en una camioneta Toyota Hilux, vive en una casa de tres plantas a pocos metros del puente Negro y del lago San Roque, precedida por un inmenso parque y una estatua dorada de Buda.

12/06/2011 00:01 , por Redacción LAVOZ4

El maestro Mehir se mueve en una camioneta Toyota Hilux, vive en una casa de tres plantas a pocos metros del puente Negro y del lago San Roque, precedida por un inmenso parque y una estatua dorada de Buda.

Además de las más de mil hectáreas del campo donde están el hotel y el teatro, y una casa cercana que alquilan, también se encuentra vinculado con la parrilla Lucero del Alba, en la ruta 38, y con tres locales llamados Bazar Mágico, que funcionan al lado, en los cuales se venden artesanías y chipa de una empresa del grupo: La gran chipa misionera.

Sus ex discípulos cuentan que, a dos cuadras de la parrilla, tiene tres o cuatro viviendas. Las casas resaltan: están totalmente aisladas visualmente, por una tela negra que las rodea por sus cuatro costados.

El grupo antes tenía casas, institutos y restaurantes en Capital Federal, pero luego cerraron todo cuando se mudaron a Córdoba.

Tuvieron en la entrada a la localidad de Tanti la empresa de sahumerios Shadai y lanzaron el fallido proyecto de turismo religioso Aventura Legendaria. Hoy mantienen la revista Ecos de la Leyenda y varios seguidores trabajan para la empresa Velas de los Milagros, la firma bonaerense que compró Shadai en 2005. El grupo mantiene las páginas www.lucerodelalba.com.ar y www.elcantaro.org, donde publicita sus creencias y los cursos y charlas gratuitas sobre alquimia psicológica y ciencia de la energía, que le ayudan a conseguir nuevos adeptos.

Estos se dictan en dos gimnasios del noroeste de la ciudad de Córdoba y en una librería del barrio Cerro de las Rosas.

Además de cobrar las cuotas mensuales a sus discípulos desde hace 11 años –que deben pagar el 5 de cada mes en la casa de una seguidora en Villa Carlos Paz– hace poco Mehir habría pedido una contribución especial. “Podría haber juntado una suma enorme”, dice un padre a quien su hijo, adepto, le pidió el envío urgente de 10 mil pesos.

Al maestro le gustan los mejores bares de la villa y restaurantes. “Gastábamos como 900 pesos por noche en el restaurante al que íbamos todos los días”, recuerda un ex “guerrero”. Cuando viaja a Buenos Aires se ha alojado en el Holiday Inn del Abasto o en el L’Etoile de Recoleta. Sus ex seguidores relatan que tiene su habitación en el Teatro Mágico, llamada Nahual, y quienes ingresan allí deben descalzarse. En la mesa, como es zurdo, le colocan los cubiertos al revés, y siempre tiene que tener una vela roja torneada, una flor que no sea de perfume embriagante y un “objeto de poder” como un Buda, una flor de loto, un unicornio, un dragón o una pirámide.

Le gustan todos los sahumerios, menos el de pachuli. Y, aunque dice que todo el arte es apenas narcisismo, hay cuadros pintados con su imagen, en los que aparece meditando o exhibiendo su espada de guerrero.

Fuente: La Voz.com.ar 12.06.11
imagen
PADRE ACUSA AL GURÚ ARGENTINO

Los seguidores de Mario Darío Indij, el gurú instalado en Villa Carlos Paz (Argentina) que actualmente se encuentra prófugo de la Justicia, abrieron una página web para defender a su líder de las acusaciones judiciales y periodísticas, según explica el diario La Voz del Interior. La página se llama "Maestro Mehir. Conocé la verdad", y es un intento por liberar de culpas al gurú y mostrar al grupo de seguidores como un grupo inofensivo ante la sociedad.

En ningún lugar de la página se explica por qué Mehir no se ha presentado ante la Justicia para responder por las acusaciones de abuso sexual, reducción a la servidumbre, asociación ilícita y estafa. Un grupo de ex-discípulos, que dicen haber sufrido experiencias traumáticas dentro del grupo, contó a este diario cómo fueron manipulados psicológicamente y terminaron con sus vidas dominadas por este gurú que llegó desde Capital Federal y se instaló en el valle de Punilla.

En la página web de los seguidores de Mehir, se afirma que las historias periodísticas sobre el grupo son difamaciones, aunque no responde a cuestiones como la filosofía del gurú adversa hacia las mujeres, los 17 hijos que habría tenido luego de convencer a sus discípulas de tener sexo con él y el crecimiento económico que consiguió Mehir gracias a sus discípulos.

RESPUESTA DE UN PADRE AFECTADO

Un papá envió a La Voz esta carta, motivada en la página web que acaban de crear los seguidores del gurú instalado en Villa Carlos Paz.

"He leído minuciosamente la página que acaban de publicar `los guerreros de Mehir'. No es otra cosa que lo que le vienen diciendo en silencio desde siempre a cada una de las personas que vivimos preocupados por la situación de nuestros afectos. Esa es la metodología, no hace falta resumir nada, el inconsciente de ellos habla por sí mismo. No se trata de analizar si son buenas personas quienes están en la secta. De hecho, a cada uno lo antecede una madre y un padre, y esa es su `huella para toda la vida'.

Tendrían que indagar al `maestro', cuestionarlo, preguntarle y averiguar cuál fue su pasado y ver qué lejos está de la fábula que cuenta a sus seguidores: `Cuando tenía 3 años un monje pasó por mi casa y me dio el saber que transmito a diario'. ¿Saben acaso sus guerreros de la vida que su maestro era lamentablemente una víctima de la drogadicción en su pasado? ¿Saben que a través de una supuesta médica medicaba a sus seguidores como si tuvieran alguna enfermedad psiquiátrica, para obturar lo que no podía obturar el maestro? Todos tenemos un agujero negro en la vida, es así.

¿Por qué no hablan de la cantidad de dinero que generan para enriquecer al maestro a costa de sus propias vidas y la de sus hijos? ¿Por qué no dicen nada en relación a sus posibles 17 hijos, no reconocidos en su mayoría? ¿Por qué no salen las mujeres a hablar ante la Justicia? ¿Por qué se victimizan ante la sociedad diciendo: `Ya está castigado el maestro por la opinión pública'? ¿Por qué no aparece y declara para sacar de la cárcel a su seguidora que está detenida y le cuenta a la Justicia cómo logró a lo largo de años que muchas parejas se separen por sus atropellos `Indij...nos' que realizó contra sus mujeres?

Por supuesto que para los `guerreros' reconocer que sus esposas tuvieron relaciones íntimas con el maestro para purificarlas, sería enfrentar el narcisismo y eso es muy fuerte. ¿Qué va a ocurrir con sus hijos cuando comiencen a cuestionar la conducta que ustedes han tenido como padres?

Es muy loable que en la secta haya personas que se hayan preparado profesionalmente como dicen, pero es muy triste que no hablen de las cuestiones de fondo. Como padres, sólo pedimos que Mario Indij aparezca, que cuente a la Justicia y luego a la opinión pública `su verdad'. Después sacaremos conclusiones. Por ahora sabemos más de lo mismo.

Los que sufrimos las consecuencias del accionar de este psicópata con nuestras familias, cuentan cómo los denigra frente a los demás por no pagar el canon mensual o las multas cuando manosea a sus mujeres. Y ustedes lo aceptan.

Cuenten cómo hizo esa fortuna, cuenten que los traidores a los que expulsa a través de los `guerreros' los expulsa por no pagar la mensualidad. Cuenten cómo captan a la gente que tiene alguna labilidad psicológica, cuenten cómo tratan de traidores a quienes no piensan como el maestro (qué palabra tan grande para entregársela a ese señor que se dice a sí mismo que está en la Tierra por un mandato divino).

Díganle a la Justicia cómo hicieron para juntar 15.000 pesos cada uno para fundar un colegio o para enriquecer los bolsillos de esa asociación ilícita, que seguramente quienes lo defienden a capa y espada no son partícipes. Digan los nombres y apellidos de todos a la Justicia, cuenten sobre las cajas de seguridad que están a nombre de no se sabe quién. Seguramente los abogados que están en esa secta son partícipes necesarios. ¡Qué maquinaria diabólica armó este profesor de karate! Conclusión: si Mario Indij es lo que dicen que es, que se presente sin más dilaciones ante el fiscal y no deje abandonada a su discípula en la cárcel y a sus `guerreros' mirando al sudeste... Desde el corazón, sin odio, sin rencor. Pero queremos saber de qué se trata".

Fuente: La Voz del Interior (RIES 211)
Web defensores de Mehir
<<<
 
Escríbenos
Para más información